jueves, 2 de enero de 2014

TARTA TERESA



Tengo muchísima confianza en que este año 2014 que justo hoy comienza será especial y diferente para todos y deseo con todo mi corazon que los lios que todos tenemos se empiecen a deshacer.............. como se deshace en la boca este pastel tentador que hice para el 70 cumpleaños de mi padre. Riquísimo, os paso el enlace donde lo encontré: http://kanelaylimon.blogspot.com.es/ , pero igualmente os adjunto la receta con unos pequeños cambios: un poco menos de azucar, más mantequilla para la base de galleta y un molde más grande.
Y os explico: es un pastel de queso y turron de almendra, con base de galletas oreo (sin el relleno blanco) y una decoración de merengue que me encanta.
Aqui va:

INGREDIENTES
Base de galletas:
250gramos de galletas oreo sin la crema interior
130gramos de mantequilla en pomada 

Pastel de queso (ingredientes a temperatura ambiente):
500gramos de queso philadelfia (yo he utilizado queso quark que sale más económico)
200gramos de turron blando de almendra
90gramos de azucar
3 yemas de huevo
20gramos de maicena
3 claras de huevo

Merengue (ingredientes a temperatura ambiente):
4 claras de huevo
200gramos de azucar

Triturar con un robot, las galletas oreo negras apartando antes el interior blanco. Cuando estén en polvo mezclar con la mantequilla blanda (mejor con las manos) hasta que al juntar la masa se quede pegada a las paredes del molde.
Forrar con papel de horno un molde desmontable de unos 26cm de diámetro y pegar con las manos la mezcla de galletas en el fondo y las paredes del molde hasta que todo quede cubierto y el alto que nos llegue, reservar en la nevera.

Deshacer con un tenedor el turron de almendra y mezclar bien con el queso, reservar.
Batir con batidora las yemas de huevo con el azucar hasta que palidezcan e incorporar la maicena. Añadirle el queso con turron y mezclar suavemente.
Batir las claras a punto de nieve con una pizca de sal y una vez montadas añadirlas tambien con movimentos envolventes para que no bajen.
Volcar esta crema (que debe quedar espesa) sobre la base de galletas, cubrir la tarta con papel de aluminio y poner al horno precalentado arriba y abajo a 170grados una hora.
Apagar el horno, dejar el pastel dentro pero sin el papel de aluminio para que se dore por encima. Para saber si está cocido, pincharlo con una aguja de brocheta y si sale limpia ya está hecho. Vigilar, porque aunque el horno esté apagado, se puede hacer demasiado, sacarlo en cuanto esté un poco dorado y cocido por dentro.

Preparar el merengue con las claras, el azucar y una pizca de sal en batidora eléctrica al baño maria hasta que se disuelva el azucar, que lo sabremos cuando al tocarlo entre los dedos no se note el grano del azucar, retirar del calor y seguir batiendo hasta que llegue a temperatura ambiente, esté brillante y forme picos firmes.
Volcar el merengue encima de la tarta que ya no estará caliente y distribuir como nos guste.
Si yo hubiera inventado este pastel, tambien lo hubiera llamado Teresa, como mi madre, y es que me recuerda las increibles milhojas de merengue que nos compraba cuando pequeños....................... Es delicioso!!!!