jueves, 11 de septiembre de 2014

PERCHA FORRADA DE TELA

Y que tal si nos atrevemos con una triste percha que no tiene nada que perder?......., aquí la muestra:
tiras de tela lavada de algodón sin rematar (con todos sus flecos), escondemos los extremos de la última tira con la siguiente, hasta que nos quede totalmente forrada. Hay que apretar bien las tiras al forrar. Coser el final bien para que no se escape y ya podemos comenzar a pintar encima:

Con un palillo y lejia pura. Al principio solo parece mojado, pero enseguida va aclarando. Yo he pintado directamente sin dibujar nada antes teniendo en cuenta las curvas de la percha, pero va a gustos.
Cada tela tiene su cambio de color cuando pintais con lejia, si no quereis sorpresas, probar en la tela antes de forrar la percha.
Esta tiene un aire "vintage" que me gusta, pero se pueden pintar tantas cosas, que seguro repito.
Estas perchas tienen la ventaja que no resbala la ropa colgada en ellas, además de alegrar un armario.
Esta ha sido un regalo para mi sobrina Mara, que cuantos más años cumple más guapa está, que la disfrutes!!!