jueves, 14 de agosto de 2014

MAGDALENAS DE PISTACHO Y VAINILLA


Exquisitas!!!!, si os gustan los pistachos, estas magdalenas os encantarán. He descubierto el libro de Magdalenas de Xavier Barriga y estoy disfrutando porque todas salen perfectas.  
Os iré pasando las recetas de las que hago para que vosotros también podaís probarlas, aquí va esta:

INGREDIENTES PARA 16 UD.

125 gramos de huevo sin cascara (suelen ser 2 ud. grandes ó 3 pequeños, pero a mi no me suelen coincidir los gramos y los pongo enteros sin quitar nada de huevo)
170 gramos de azucar
50 ml. de leche (también sirve la nata)
190 ml. de aceite de oliva suave
210 gramos de harina floja
7 gramos de levadura química
30 gramos de pasta de pistacho crudo ó tostado (os explico como hacerla)
50 gramos de pistachos troceados y tostados
1 rama de vainilla
1 pizca de sal
ralladura de limón

Hacer la pasta de pistacho pasando los pistachos crudos ó tostados por un picador eléctrico hasta que quede un granulado fino. Pasarlo a un cuenco y aplastar con un mortero manual hasta que se forme una pasta con el aceite que desprenden.

Batir con un robot los huevos, el azucar y la pizca de sal.
Con una marcha más lenta, ir añadiendo la leche ó nata y sin dejar de batir el aceite.
En otro recipiente mezcla la harina, la levadura y la ralladura. 
Abrir la vaina de vainilla por la mitad, rascar con la punta de un cuchillo toda la pulpa y añadir a la mezcla de harina. Verter al batido de huevos con el robot a marcha lenta. Añadirle la pasta de pistachos y los pistachos troceados, dejando algunos para decorar. Seguir batiendo.

Una vez todo bien mezclado, aumentar la velocidad y mantenerla 2 ó 3 minutos. Parar, tapar la masa con un paño y dejar reposar en nevera durante una hora como mínimo y 24 horas como máximo.

Precalentar el horno arriba y abajo a 250grados, 20 minutos antes. Sacar la masa de la nevera y batir a mano energicamente.

Preparar los moldes en una fuente para el horno. Yo pongo primero los de silicona y dentro los de papel. Con dos cucharas, llenar los moldes tres cuartas partes de su capacidad: cojer la masa con un cuchara y te ayudas de la segunda para empujar la masa dentro de cada molde. Vereís que es una masa bastante espesa.

Decorar las magdalenas con los pistachos guardados, bajar la temperatura del horno a 210grados y solo abajo. Hornear 15 minutos y si ya han subido, abrir y pinchar con una aguja en el centro para ver que salga seca. Poner 5 minutos más solo arriba para dorarlas, si no lo están ya (depende del horno).
Ojo!!, no os paseís con el tiempo porque se queman por debajo con facilidad.

Sacar y dejar enfriar en una rejilla, quitarles el molde de silicona y cuando estén frias guardar en un recipiente cerrado para que os duren más tiempo tiernas.

No tireis la vaina de vainilla después de utilizarla para esta receta, yo la uso para aromatizar algún té ó infusión. O como explica Xavier, dejar secar y hacerla polvo en un molinillo para hacer otros postres.

Espero que os gusten tanto como a mí. Hasta pronto.