jueves, 10 de abril de 2014

BUÑUELOS DE CUARESMA



Ha llegado el momento de hacer buñuelos de cuaresma y me he puesto manos a la obra, porque tienen un poco de faena, al menos estos que os paso. Yo dedico un día que no tenga que salir de casa porque tienen varias fases de fermentación. Haber como os salen, no es facil encontrar el punto a la masa, probar a hacerlos y fijaros en la textura de la masa cruda para que el resultado final sea de vuestro gusto.

INGREDIENTES (2,5kg. aprox.)
1,200kg. de harina blanca
375 gramos de agua ó zumo de naranja
1 ralladura de limón ó ralladura de 1 naranja (depende de vuestro gusto)
4 huevos grandes
100 gramos de azucar
200 gramos de mantequilla
20 gramos de sal
25 gramos de levadura de panaderia prensada
para freir: aceite de oliva
para rebozar: 200ml. de agua y 100ml. de anis y después el azucar final

Deshacer la levadura en el agua ó zumo y añadir junto al resto de los ingredientes a la harina en un bol. Mezclar con las manos encima del marmol hasta formar una masa uniforme y dejar en textura que se pegue a los dedos. Reposar unos 30 minutos aprox. en marmol.

Trabajar de nuevo la masa en el marmol dandole golpes y doblando en pliegues durante unos minutos. Dejar la textura que se pegue a los dedos, poner en un bol, taparla y dejar reposar 2 horas ó hasta que doble el volumen.

Hacer bolitas del tamaño de una nuez (luego crecen), vereis que la masa después de fermentar ya no se pega tanto a los dedos y es más facil de manejar, pero igualmente dificil de hacer bolas perfectas, las podeis hacer con dos cucharas y no preocuparos de la forma porque se harán más grandes. Ponerlas en bandejas para dejarlas reposar de nuevo otras 2 horas aprox. en una zona caliente (al sol ó cerca de una estufa).

Calentar el aceite en una sarten y freir cada bolita dandoles la vuelta, dorar un poco, no dejar que se pongan muy oscuras porque estarán secos. 
Dejar que suelten el aceite en un escurridor. 
Una vez fritas todas poner en un bol el agua y el anis y en un plato el azucar. Mojar las bolas en el bol y después rebozarlas en el azucar. 
No dejar secar del todo al mojarlas porque no se pegará el azucar. 
Después de mojarlos, no rebozar inmediatamente en azucar porque se harán pegotes en el buñuelo.

Tambien podeis mezclar el azucar final con canela en polvo y rebozar los buñuelos, están más buenos aun.

Salen muchos buñuelos, tendreís para regalar como me ha pasado a mí, ya os aviso que con los días pierden la ternura y esponjosidad, cosas de la repostería casera...............están riquísimos recien hechos.

Hasta la próxima.