lunes, 31 de marzo de 2014

TARTA DE FRESAS CON MOUSE DE CHOCOLATE BLANCO




Siento no poder indicar de donde ha salido este postre, no me acuerdo, pero os puedo dar la receta cambiada a mi gusto: riquísima!!!
Aquí la llevaís:

INGREDIENTES

Para el bizcocho:
4 huevos
4 cucharadas soperas de agua fria
100gramos de azucar
60gramos de harina blanca
60gramos de maicena
1 cucharadita de levadura tipo royal

Para la mouse:
180gramos de chocolate blanco para postres
300ml. de nata para montar

500gramos de fresas 

Poner el agua en la nevera. 
Batir con varillas, mejor con robot, las 4 claras, el agua fria, una pizca de sal y llevar a punto de nieve. Ir añadiendo el azucar poco a poco, mientras batimos. Añadir las yemas una a una mientras batimos. 
Encender el horno a 180grados solo debajo.
Cuando está la crema bien ligada, añadir poco a poco las harinas y la levadura mezcladas antes, mientras batimos. Cuando tengamos la masa del bizcocho la ponemos en el molde elegído, ya protegido con papel de horno ó engrasado con mantequilla y luego pan rallado.
Meter al horno y cocer unos 20 ó 25 minutos. Al final, pinchar con una aguja de brochetas de acero inox. en el centro, si sale limpia ya está hecho, aunque quede claro por encima no lo doreis más porque quedará muy seco.
Sacar el bizcocho, desmoldar en cuanto podamos y dejar enfriar en una rejilla.

De mientras hacemos la mouse: montar la nata con una pizca de sal y reservar en la nevera. Poner al baño maria el chocolate blanco, pero no todo de golpe, dividirlo en 3 ó 4 veces, cuando esté blanda la primera parte del chocolate, añadir a la nata montada, remover bien y rápido para que no queden trozos de chocolate duro, meter en la nevera y repetir el proceso hasta que esté todo el chocolate deshecho en la nata montada bien mezclado y ya tendremos la mouse de chocolate blanco que guardaremos en la nevera.

El chocolate blanco no se deshace igual que el negro, si probaís a hacerlo todo junto, vereis que se enfria muy rápido y se pone duro enseguida, si ocurre esto, no se derrite igual la segunda vez. 

Cortar el bizcocho por la mitad para tener dos círculos. En el plato de servir, poner una base de bizcocho, encima la mitad de la mouse de chocolate blanco y después las fresas a láminas. Cubrir con el otro círculo de bizcocho, chafar un poquito, encima el resto de la mouse y decorar con láminas de fresas de forma ordenada. Guardar en la nevera hasta servir ya que las fresas y la nata no aguantan mucha temperatura.

Si quereis un pastel cuadrado u otra forma, cortar el bizcocho antes de dividirlo en dos.

Ya lo teneís para esta temporada que las fresas son tan sabrosas, pero pienso que también podríamos probar con cerezas u otra fruta que nos guste.
Seguro que encontraís a quien regalarle un pastel tan vistoso.