domingo, 6 de octubre de 2013

DEJA QUE SUCEDA

Cuando nació mi hijo Bruno, me lo pusieron en brazos y se me ocurrió la gran idea que primero terminaran con la placenta y los puntos y luego me lo dieran. Le dieron el bebe a mi marido y una vez terminaron conmigo lo abracé y enseguida se cojió a la teta. Este momento lo recuerdo muchas veces y no me siento satisfecha de ello. Que burra!!!!, con las ganas que tenía de abrazarlo y no aproveché el momentazo.  
Ahora, recordar esto me sirve para no dejar pasar nada, ó al menos lo intento, y tambien me ha servido para cojer en brazos a mi hijo todas las veces que me lo ha pedido, incluso ahora con 4 años. ¿Quizás hay algo mejor que esto?

Y para confirmarme a mi misma lo que he aprendido, aqui transcribo un pedazo de texto de "El libro de la Alegria" de Pren Raja Baba:

"Deja que suceda: Ama tu experiencia sin juzgarla. La experiencia te pertenece, así que amala incondicionalmente. Deja que suceda y disfruta de ella. No te resistas, pues la resistencia es lo que hace que las cosas permanezcan sin cambios. Cuando tratas de huir de algo, ese algo no se integra. Debes asumirlo totalmente o permanecerá contigo hasta que lo hagas. Cuanto más desees liberarte de algo, más se atará a ti. Deja que suceda y se integrará por si solo."

Y así comienzo este blog, como dice el texto, elimino las resistencias y dejo que suceda, publicaré todo lo que hago, espero que os guste, a mi me pasa que necesito sacar afuera lo que tengo dentro y he encontrado la manera de hacerlo, ya lo ireis viendo................